Arbutus unedo L.

madroño
Ericaceae
  • Ficha
  • Imágenes
  • Plano
HermafroditaAlimenticia


Título:
Autor:
©:



Arbutus unedo
Elena Torres & Santiago Moreno
Bajo licencia CC BY-NC-SA

Arbutus unedo: Aspecto del arbusto en cualquier época del año

Aspecto del arbusto en cualquier época del añoRamilla rojiza con hojas obovadas y algo coriáceas; al estrujarlas no son aromáticasCorteza escamosa de una rama que se desprende en pequeñas placasRama con flores urceoladas de 7 mm long. reunidas en 2 panículas colgantes; las que no tienen corola ya están fecundadasRama con 3 bayas maduras, de superficie áspera y finamente verrucosaRama con flores del año y frutos maduros del año anterior
Etimología

Arbutus: nombre que daban los romanos al madroño y sus frutos

unedo: de unus, -a, -um = uno, -a, y edo = comer, es decir, comer uno solo (de sus frutos), posiblemente por su contenido en alcohol

Descripción

Hábito: Arbusto o arbolito perennifolio de hasta 5(10) m alt., con tronco de corteza parda que se desprende en pequeñas placas.

Hojas: alternas, persistentes, simples, pecioladas, de 8-10 cm long., con lámina oblanceolado-obovada a subelíptica, obtusa o acuminada en el ápice, de margen muy finamente serrado, algo coriácea.

Flores: hermafroditas, actinomorfas, hipóginas, de ± 7 mm long., reunidas en panículas terminales colgantes, con 5 sépalos pequeños, corola de 7-10 mm long., gamopétala, urceolada, rematada en 5 pequeños dientes, blanco-verdosa, 10 estambres libres con anteras provistas de un par de apéndices reflejos, un disco nectarífero en la base y un gineceo pentacarpelar sincárpico de ovario súpero, 5-locular.

Fruto: baya de 1-2,5 cm diám., globosa, rojiza o anaranjada, de superficie áspera, finamente verrucosa.

Fenología

Florece en otoño o principios de invierno; los frutos (del año anterior) maduran al mismo tiempo.

Origen Geográfico

Originario del Mediterráneo y W de Europa.

Observaciones

Es el árbol representativo de la ciudad de Madrid, en cuyo escudo aparece junto a un oso.

Sus hojas guardan un cierto parecido con las del laurel, Laurus nobilis L., pero estas últimas desprenden un agradable y característico aroma cuando se estrujan.

Se cultiva frecuentemente como ornamental, empleándose en forma arbustiva o como árbol de jardín. Sus frutos, los madroños, son comestibles, de un suave sabor dulzón cuando están maduros, pero también pueden contener una considerable cantidad de alcohol y producir embriaguez o malestar si se comen en exceso.

Se reproduce por semillas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio y recopilar información sobre la actividad que tiene. Si acepta este aviso, estará dando su consentimiento para su instalación y uso según nuestra Política de cookies. En cualquier momento podrá revocar este consentimiento o deshabilitar las cookies desde su navegador. ACEPTAR

Aviso de cookies