Tamarix africana Poir.

taray, taray negro, tamarisco
Tamaricaceae
  • Ficha
  • Imágenes
  • Plano
Hermafrodita


Título:
Autor:
©:



Tamarix africana
Elena Torres & Santiago Moreno
Bajo licencia CC BY-NC-SA

Tamarix africana: Aspecto del arbusto en floración

Aspecto del arbusto en floraciónRama con ramitas cubiertas de pequeñas hojas escuamiformesRama con numerosos y vistosos racimos espiciformes cilíndricos, cada uno con numerosas flores de pequeño tamañoRama con numerosas cápsulas abiertas y pequeñísimas semillas provistas de largos pelos
Etimología

Tamarix: nombre que daban los romanos a los tarayes

africanus, -a, -um: de África, aludiendo al origen norteafricano de las plantas sobre las que se basó la descripción original

Descripción

Hábito: Arbolito o arbusto caducifolio de ± 1,5-3 m alt., con las ramillas casi cubiertas por las hojas imbricadas.

Hojas: alternas, caedizas, simples, sésiles, de 1-3 mm long., con base ancha y abrazadora, ovadas, escuamiformes, ± adpresas al tallo de manera que casi no se ven los entrenudos, enteras, apiculadas, con un estrechísimo margen membranoso y glandulitas de sal en el dorso.

Flores: hermafroditas, actinomorfas, hipóginas, pequeñas, dispuestas en racimos espiciformes cilíndricos de raquis papiloso, cada una sobre un breve pedicelo bracteado, con 5 sépalos, 5 pétalos de 2-3 mm long., disco nectarífero 5-lobado, 5 estambres y un gineceo 3-4-carpelar sincárpico de ovario súpero, unilocular.

Fruto: cápsula que se abre por 3-4 valvas, liberando numerosas semillas, cada una con un penacho apical de largos pelos.

Fenología

Florece en primavera; los frutos maduran a finales de primavera.

Origen Geográfico

Originario de la cuenca del Mediterráneo occidental y Macaronesia.

Observaciones

Las ramas de los tarayes (siempre que no estén en flor) muestran un llamativo parecido superficial con las de los cipreses, con los que sin embargo no presentan parentesco cercano alguno. La ausencia de hojas durante el invierno o la presencia de flores o frutos (no conos) en la época apropiada no deberían dejar lugar a dudas. En cualquier caso, conviene tener presente que las hojas de los tarayes se disponen de forma alterna, mientras que las de los cipreses son opuestas y decusadas.

El parecido de los nombres vernáculos ha hecho que mucha gente llame a los tarayes, errónea y desafortunadamente, "tamarindos" (en vez de tamariscos). El nombre "tamarindo" debería reservarse para el Tamarindus indica L., de la familia de las Fabaceae, ampliamente cultivado en regiones tropicales y subtropicales, incluidas las Islas Canarias, pero no en la Península Ibérica. Su fruto, que desde hace unos años se encuentra con relativa facilidad en los mercados españoles, es una legumbre indehiscente con pulpa agridulce que se utiliza para la preparación de refrescos y conservas.

El ejemplar cultivado en los jardines de esta Escuela pertenece a la var. fluminensis (Maire) Baum, caracterizada por la mayor longitud de sus brácteas, que sobrepasan el cáliz. Además de su uso como planta ornamental, se utiliza en obras de restauración para fijar dunas, cauces de ramblas y arenales costeros.

Se reproduce por semillas y estaquillas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio y recopilar información sobre la actividad que tiene. Si acepta este aviso, estará dando su consentimiento para su instalación y uso según nuestra Política de cookies. En cualquier momento podrá revocar este consentimiento o deshabilitar las cookies desde su navegador. ACEPTAR

Aviso de cookies